Hablemos de tu futuro

Volver
0
(0)

 

 

El rol de las AFP es cuidar y hacer crecer los ahorros de nuestros afiliados en el largo plazo. Para tener más alternativas de inversión y aumentar las posibilidades de mayores retornos, se crearon los “Multifondos” que son el Fondo A, B, C, D y E.

Si bien eres libre de optar en qué multifondo quieres estar, por ley, desde los 56 años en hombres y 51 años en mujeres no podrás destinar tus ahorros previsionales al Fondo A (+riesgoso), por el perfil de inversiones que tiene, ya que, frente a eventuales pérdidas tus ahorros tienen menos tiempo para recuperarse.

En el sistema de pensiones chileno, cada persona es responsable de aportar el 10% de su sueldo y elegir, además de la AFP, el multifondo donde quiere invertir su ahorro previsional. Los multifondos son 5 y la diferencia entre ellos es el porcentaje de instrumentos de renta fija y variable que la ley establece como límite de inversión para cada uno. Es decir, cuentan con distintos niveles de riesgo y rentabilidad.

Sin embargo, aún existe desconocimiento de los factores a considerar a la hora de elegir dónde invertir, lo que ha generado que muchas personas  tomen decisiones apresuradas- y muchas veces equivocadas- que en el largo plazo afectan el monto total de su ahorro.

Algunas claves sobre los multifondo

Variables a considerar en la elección

Antes de decidir el fondo, debes tener en cuenta dos variables: edad y perfil de riesgo. Los jóvenes por ejemplo, pueden elegir fondos más riesgosos como son el A o el B, ya que tienen el tiempo necesario para que, frente a las variaciones en el mercado, sus ahorros se recuperen obteniendo una mayor rentabilidad a largo plazo y en consecuencia una mayor pensión.

La otra variable importante es el “perfil de riesgo” que es la tolerancia que tiene cada persona para tomar inversiones con mayor riesgo: “Si la volatilidad de los mercados no me deja dormir, entonces no estoy en el fondo adecuado”.

Con estas dos variables en mente, ten en cuenta que tus ahorros siempre estarán expuestos a ganancias o pérdidas y que dependiendo de cuánto estés dispuesto a aceptar una caída temporal de rentabilidad, tu perfil será más o menos arriesgado.

Así, si prefieres tener una rentabilidad menos volátil, es decir, proteger tus ahorros antes que obtener más beneficios, tu perfil es “conservador”, pero si aceptas el riesgo de una rentabilidad más volátil, tu perfil será más “riesgoso”.

Más de un fondo para mis ahorros

Si no te identificas con una sola categoría, siempre puedes elegir hasta dos fondos distintos para invertir tus ahorros obligatorios y voluntarios.

Aquí, debes tener en cuenta que no es lo mismo si te quedan muchos o pocos años para pensionarte. Si tu horizonte es lejano, puedes asumir más riesgo ya que, ante posibles pérdidas, tienes más tiempo para que tus ahorros se recuperen. En cambio, si estás cerca de comenzar a recibir tu pensión, es recomendable privilegiar la estabilidad antes que una mayor rentabilidad.

Lo que dice la ley

En el caso de los ahorros obligatorios, los hombres hasta 55 años y mujeres hasta 50, pueden elegir cualquiera de los cinco fondos. Los afiliados hombres desde 56 años y mujeres desde 51 años de edad, no pensionados, pueden elegir cualquier fondo excepto el A. Los afiliados pensionados podrán optar por cualquiera de los tres fondos de menor riesgo relativo (C, D y E).

En el caso del ahorro previsional voluntario, no hay ningún tipo de restricción por edad para optar por alguno de los cinco tipos de fondos.

Además, si no eliges un fondo, la ley exige que tus ahorros cambien de fondo según tu edad. Como ves, hay distintos caminos para construir tu pensión.

¿Por qué baja la rentabilidad de los fondos conservadores?

La rentabilidad de los multifondos es uno de los temas que concita gran interés y para ir conociendo este tema, debes tener en cuenta que la rentabilidad en ningún caso es fija, ni está determinada por ley.

Tiene variaciones dependiendo de las inversiones que se realicen y, por lo tanto, está sujeta a múltiples variables. Es por esto que no se puede asegurar que un multifondo como el E, por ejemplo, no tenga pérdidas.

En el escenario actual, uno de los puntos relevantes que explican en parte la caída de los fondos más conservadores, son los retiros del 10% de los fondos de capitalización individual que se han venido efectuando desde el año pasado.

Estos proyectos de ley afectaron directamente a los fondos donde se realizan mayores inversiones en renta fija, lo que no quiere decir que su rentabilidad positiva esté asegurada.

Estas inversiones, al igual que todas, dependen de la oferta y la demanda, y como diversos especialistas lo han explicado en el último tiempo, las AFP tuvieron que, en un periodo muy corto de tiempo, desinvertir en renta fija, lo que implica aumentar la cantidad de bonos disponibles gatillando que el precio baje y suba la tasa de interés.

Así también, los retiros de fondos impulsaron el consumo privado levantando el crecimiento del PIB, esto llevó al Banco Central a elevar las tasas de interés para mantener a raya la inflación.

También debes tener en cuenta que por la aprobación del Congreso de ayudas sociales el Gobierno se vio obligado a endeudarse -para tener recursos disponibles-, emitiendo deuda (bonos), y como te lo explicamos antes, a mayor disponibilidad de bonos, menor su precio y mayor su tasa de interés.

Ningún multifondo puede asegurar no sufrir variaciones.

¿Te fue útil este contenido?

Déjanos saber cuántas estrellas le darías

Valoración promedio 0 / 5. Conteo de valoraciones: 0

No hay votos

Lamentamos que este contenido no te haya servido

¡Ayúdanos a mejorar!

Como podemos mejorar este post?

¿Te fue útil este contenido?

Déjanos saber cuántas estrellas le darías

Valoración promedio 0 / 5. Conteo de valoraciones: 0

No hay votos

Lamentamos que este contenido no te haya servido

¡Ayúdanos a mejorar!

Como podemos mejorar este post?