Hablemos de tu futuro

Volver
4.6
(7)

 

 

Existe un concepto errado dentro del ámbito previsional sobre la relación que hay entre trabajar y el monto de la pensión. Si bien, cuando trabajas de manera formal (empleado) realizas tu cotización previsional mensualmente en tu cuenta de capitalización individual, cuando trabajas de manera informal o por cuenta propia, no siempre destinas un porcentaje de tu renta a tu cuenta de capitalización individual, por lo que, a pesar de estar trabajando, no contribuyes a tu pensión.

Puesto de otra forma, en Chile hay más de 11 millones de afiliados a las AFP a abril 2021, pero de ellos solo 50% cotiza pese a estar registrados en el sistema. Si separamos entre hombres y mujeres, vemos que un 55% de los afiliados hombres cotizan, mientras que en el caso de las mujeres, un 45%.

Es importante comprender que las pensiones -independiente al tipo de sistema que exista- son un “espejo” del mercado laboral, ya que es durante la vida activa cuando se produce la acumulación de los ahorros que financiarán las futuras jubilaciones. El gran problema que existe en nuestro país es que hay una alta proporción de afiliados que no cotizan regularmente.

Por ejemplo, en AFP Habitat, recibimos cotizaciones de cerca del 54% de nuestros afiliados cada mes, el resto no lo hace, ya sea porque no trabaja o porque no está obligado a cotizar, porque son trabajadores por cuenta propia, tiene trabajos informales o porque, lamentablemente, sigue existiendo evasión o subdeclaración previsional.  Esto explica el que existan bajas pensiones para un grupo importante de la población.

No se puede desconocer esta realidad. Existen muchas personas que han trabajado durante décadas y que tendrán una baja pensión porque no cotizaron mientras estuvieron laboralmente activos y el no hacerlo, trae como consecuencia lagunas previsionales que son muy difíciles de compensar en el tiempo.

Si revisamos la situación para los afiliados de AFP Habitat que se pensionaron durante el año 2020, vemos una gran diferencia entre las pensiones de los que cotizaron poco versus los que cotizaron “regularmente”. Así, un hombre que cotizó por 40 años, obtuvo una pensión promedio de $1.338.128, mientras que el promedio general fue de $476.306, cotizando unos 25 años en promedio.

Por otro lado, la cotización en los trabajadores independientes es muy relevante, de esta forma, puedes tener independencia laboral y a la vez contribuir con el aumento de tus ahorros en tu cuenta personal.

 

 

¿Te fue útil este contenido?

Déjanos saber cuántas estrellas le darías

Valoración promedio 4.6 / 5. Conteo de valoraciones: 7

No hay votos

Lamentamos que este contenido no te haya servido

¡Ayúdanos a mejorar!

Como podemos mejorar este post?