Hablemos de tu futuro

Volver
5
(2)

 

Para nadie es un misterio que las rentabilidades de los fondos de pensiones han sufrido variaciones en el último tiempo. Las consecuencias de la pandemia por el covid–19, el conflicto geopolítico entre Rusia y Ucrania, los retiros previsionales en Chile, entre otros factores, han generado una alta inflación a nivel global y local e incertidumbre en los mercados financieros alrededor del mundo, causando pérdidas en las bolsas de valores e incrementos en el costo de vida.

Pero, ¿cómo se comportan los multifondos en ese contexto?

Desde su creación, los fondos de pensiones han mostrado una recuperación de manera sostenida tras períodos de pérdidas, esto considerando que se ha observado un aumento en la volatilidad, como se reflejó por ejemplo hacia finales de 2018 con la guerra comercial entre USA y China o a mediados de 2020, en el inicio de la pandemia por covid-19. Es por ello que la construcción de la pensión debe ser analizada y pensada con una mirada y estrategia de largo plazo (40 años aprox.).

Elige el multifondo adecuado para ti:

  • Ingresa a nuestro sitio web y conoce en qué multifondos puedes invertir tus ahorros de acuerdo a tu edad y perfil de riesgo. No tomes decisiones apresuradas ni te dejes llevar por las alzas y bajas del mercado. Infórmate o asesórate para determinar si te conviene y elegir el momento adecuado para cambiarte de fondo.
  • Dentro de lo posible, ante rentabilidades negativas intenta postergar tu jubilación. Los multifondos siempre se han recuperado de las crisis financieras a lo largo de la historia y tienden a seguir creciendo. Recuerda que los fondos previsionales son inversiones a largo plazo (40 años aprox.).
  • Los multifondos tienen distinta perspectiva de rentabilidad y diferente riesgo, medido por la volatilidad. Es decir, si estás pensando en jubilar, debes evitar los fondos con mayor volatilidad. En fácil, y de acuerdo con la normativa, a la edad de pensión los ahorros se asignan en uno de los fondos menos riesgosos, como es el caso del Fondo D, siendo opcionales el C y el E. Para el ahorro obligatorio, a partir de los 56 años para los hombres y los 51 años para las mujeres, la ley no te permite elegir el Fondo A por el tipo de inversiones (más riesgosas) que se realizan en ese fondo. Mientras que, si aún te quedan 30 años para jubilar, sí puedes elegir el Fondo A o B, los cuales tienen mayor volatilidad, por ende, son más riesgosos, pero se asocian a mayores rentabilidades en el largo plazo.

En el caso que no elijas un fondo, la ley te va cambiando según tu edad, con el objetivo de cuidar tus ahorros.

Asesórate con nuestros expertos

• Solicita asesoría en nuestras sucursales o de forma virtual a través de nuestro sitio web www.afphabitat.cl

• Puedes realizar el trámite de pensión y revisar las ofertas en SCOMP, sistema al cual accedes cuando quieres jubilar o cambiar de modalidad de pensión, que te permite recibir ofertas de distintas AFP o compañías de seguro, para que tomes la mejor decisión en base a tus ahorros previsionales y necesidades financieras. Puedes hacerlo tantas veces como lo necesites antes de tomar una decisión definitiva o mientras tengas saldo suficiente en tu cuenta en la AFP.

Elige la mejor modalidad de pensión para tus necesidades financieras

Retiro Programado (RP)

En esta modalidad, los ahorros siguen siendo de tu propiedad y son heredables. La AFP paga una pensión mensual que se recalcula y actualiza anualmente en función del saldo de la cuenta individual, la rentabilidad de los fondos, la expectativa de vida del afiliado (y la de sus beneficiarios) y la tasa vigente de cálculo de los retiros programados. Esto significa que el monto de la pensión varía cada año, y puede ir disminuyendo en el tiempo.

En caso de fallecimiento, con el saldo restante se pagan pensiones de sobrevivencia a tus beneficiarios. Cuando no haya beneficiarios, los fondos se entregarán en un solo pago como herencia. En esta modalidad de pensión, los fondos se siguen invirtiendo, por lo tanto, en el cálculo de la anualidad siguiente se consideran los retornos de los fondos, es decir, si los fondos recuperan o pierden rentabilidad, esto se vería reflejado en un mayor o menor monto de la pensión, según corresponda.

Renta Vitalicia (RV)

El afiliado traspasa sus ahorros previsionales a una compañía de seguro (CSV) a cambio de la pensión, por lo que pierde la propiedad de sus fondos. Sin embargo, la CSV está obligada a pagar al afiliado una pensión mensual fija en UF durante toda su vida, por lo que la pensión queda protegida de la inflación.

Por otro lado, en el caso que aumenten las tasas de interés, por ejemplo, debido a una elevada inflación, también podría aumentar el monto de la pensión ofrecida por la CSV al momento de pensionarse, compensando caídas del saldo producto de las rentabilidades negativas en los períodos cercanos al trámite de pensión. El afiliado puede optar por esta modalidad solo si su pensión es mayor o igual a 3 UF.

*Si optas por la modalidad de Retiro Programado, te puedes cambiar a Renta Vitalicia cuando lo estimes conveniente. Por el contrario, si optas por una Renta Vitalicia, no te puedes cambiar a Retiro Programado.

Conoce más de las modalidades de pensión aquí.

Postula a la Pensión Garantizada Universal (PGU)

Puedes postular a la PGU con 65 años o más, y no es necesario estar pensionado para hacerlo. De esta manera, si calificas, puedes complementar el monto de tu futura pensión. Revisa aca más detalles de este beneficio estatal, administrado y entregado a través del Instituto de Previsión Social (IPS).

Simula tu pensión y conoce el monto con el cual te podrías jubilar.

 

¿Te fue útil este contenido?

Déjanos saber cuántas estrellas le darías

Valoración promedio 5 / 5. Conteo de valoraciones: 2

No hay votos

Lamentamos que este contenido no te haya servido

¡Ayúdanos a mejorar!

Como podemos mejorar este post?